oxigeno-activo-para-piscinas-como-se-usa

Oxígeno activo para piscinas ¿Cómo se usa?

¿Ha llegado el momento de limpiar el agua de tu piscina y necesitas una alternativa al cloro? En estos casos, uno de los mejores desinfectantes es el oxígeno activo para piscinas. ¿Sabías que este tratamiento garantiza una mayor comodidad a la hora de darte un chapuzón? ¡Como lo oyes! A lo largo del artículo descubrirás por qué.

Solo decirte que, si andabas en búsqueda de un tratamiento para piscinas sin cloro, has llegado al lugar indicado. Hoy, en el blog de Gestión Piscinas, te contaremos todo lo que nesitas saber sobre este producto; ventajas, desventajas y por supuesto, te indicaremos cómo utilizar el oxígeno activo en una piscina.

¿Qué es el oxígeno activo y para qué sirve?

El oxígeno activo para piscinas es un oxidante y desinfectante que, al entrar en contacto con el agua, libera una sustancia que se combina con la materia orgánica y detiene su actividad, destruyéndola sin generar residuos. Se trata de un producto inodoro, inocuo e incoloro compuesto por Peróxido de Hidrógeno al 10%.

Seguramente, ahora mismo te estés preguntando qué es mejor, el cloro o el oxígeno activo, ¿verdad? Lo cierto es que el oxígeno activo se utiliza como sustituto al cloro, ya que evita que los ojos y la piel se irriten, a diferencia del cloro.

Ventajas de oxigenar la piscina

El oxígeno activo se puede aplicar en una piscina en formato líquido, gránulos y guijarros. En función del tipo que se escoja, la dosis varía, por lo que lo ideal es leer el etiquetado y/o instrucciones del producto.

No obstante, sea cual sea el que compres, las ventajas que garantiza oxigenar el agua de la piscina son las mismas:

  • El oxígeno activo elimina las cloraminas, es decir, la sustancia formada con el sudor, orina, insectos y otros restos orgánicos causantes del picor de ojos o la sensación de piel seca cuando nos bañamos en la piscina.
  • Tratamiento no perjudicial para los bañistas. Como ya sabemos, el cloro puede ser perjudicial para determinadas personas y tiene efectos irritantes. Entre todas las alternativas existentes, el oxígeno activo para piscinas puede ser la solución más saludable. Es un producto inodoro e inofensivo, puesto que no irrita la piel, las mucosas ni los ojos.
  • Producto no agresivo para la piscina. El oxígeno activo es un tratamiento natural y no corrosivo, que no daña ni el material ni el equipo de la piscina. Además, es compatible con todo tipo de revestimiento.
  • El oxígeno activo es uno de los desinfectantes más respetuosos con el medio ambiente. Se compone de moléculas naturales que desinfectan el agua de la piscina transformándose al contacto con el agua, en oxígeno y agua.
  • El oxígeno activo para piscina es compatible con todos los tratamientos de pisicinas.
  • Oxigenar la piscina tiene propiedades antimoho y antibacterianas.
  • Este producto para oxigenar la piscina no cambia el pH del agua, a diferencia de otros tratamientos desinfectantes.
  • Se trata de un tratamiento de disolución rápida que actúa inmediatamente.

Desventajas de utilizar oxígeno activo en piscinas

Como habrás podido observar, oxigenar la piscina tiene múltiples ventajas, pero como todo en esta vida, también tiene algún que otro inconveniente, al igual que el resto de desinfectantes para agua de piscina.

  • En las grandes piscinas se debe combinar el oxígeno activo y otros productos. El oxígeno activo se recomienda como tratamiento regular y único en piscinas pequeñas con poco tráfico y filtración continua. En el caso de piscinas de más de 30 metros cúbicos se aconseja utilizarlo con bromo, cloro, electrolisis de sal, etc.
  • Determinados oxígenos activos son sensibles a la variación del pH. ¿Qué queremos decir con ello? La acción del oxígeno activo será eficaz con un pH de entre 7 y 7,6. En el caso de que esté desequilibrado su eficacia disminuirá y no desinfectará el agua de la piscina de la misma forma.
  • Producto sensible a la variación de los rayos UV y a la temperatura del agua. No contiene un estabilizador en su fórmula, por ello te recomendamos combinarlo con uno, sobre todo si tu piscina está situada en una zona en la que traspasan los rayos de sol fácilmente.
  • Cuanto más caliente esté el agua, más producto habrá que añadir a la piscina, ya que pierde su efectividad cuando el agua se encuentra a una temperatura superior a 30º. Esto a su vez hace que no sea aconsejable en jacuzzis o piscinas cubiertas climatizadas.
  • No es un tratamiento persistente. Es decir, desinfecta rápidamente pero su acción no dura mucho tiempo y esto hace que sea necesario tratar la piscina con oxígeno activo al menos una vez por semana.

¿Cómo oxigenar el agua de una piscina?

Al oxigenar el agua de la piscina, contribuyes a que ésta dure más. Pero, ¿cómo oxigenar el agua de la piscina? En Gestión Piscinas contamos con productos para ello, como el oxígeno activo QP en tabletas de 200 gr.

Oxigeno Activo QP en Tabletas de 200 GR.

Este es un poderoso desinfectante para piscinas no dependiente del valor del pH que no produce irritaciones si se utiliza correctamente, por lo que se convierte en el desinfectante perfecto para aquellos que son sensibles a tratamientos con cloro. No obstante, te recomendamos controlar el pH del agua de tu piscina para que el tratamiento con oxígeno activo sea lo más exacto y eficaz posible.

Por otro lado, el mejor momento para limpiar el agua de la piscina con oxígeno activo es al final del día. De esta forma evitarás que durante las horas más calurosas del día se produzca una mayor evaporación del producto y tengas que aumentar la cantidad.

El tratamiento con oxígeno para piscinas también se puede combinar con otros tratamientos como son los antialgas y los floculantes. Recuerda que, como cualquier tratamiento de desinfección que usemos en la piscina, es de vital importancia controlar el ph del agua y mantenerlo entre los valores 7,2 y 7,6 para que el Oxigeno haga su función correctam

¿Se puede mezclar cloro y oxígeno activo?

Por supuesto. Como te comentábamos, el oxígeno activo es compatible con todos los tratamientos y revestimientos de piscinas. Con ello, queremos decir que, si tratas el agua de tu piscina con cloro, bromo o sal, puedes combinar dichos tratamientos con oxígeno activo. De esta manera, limitarás el alto porcentaje y concentración de químicos en tu piscina. De hecho, podría ser aconsejable puesto que, al combinarse por ejemplo oxígeno activo y cloro se generan reacciones químicas favorables para el agua de la piscina:

  • El oxígeno activo tiene una reacción sobre las cloraminas o el bromo. Es decir, las reactiva y las convierte en «nuevo cloro» o «nuevo bromo».
  • Perfecto aliado contra las algas. Es un tratamiento que te garantiza un agua clara y cristalina, ya que libera el agua de productos de deshecho los cuales podrían alimentar a los microorganismos.
  • Apto como tratamiento de choque en caso de floraciones de algas invasoras o agua muy sucia.

Sin duda, el oxígeno activo es un tratamiento realmente efectivo en piscinas con un volumen de hasta 30 metros cúbicos y con una temperatura inferiora 30°C. Haciendo un uso correcto de este producto te podrás bañar en un agua clara y limpia. ¿Qué más se puede pedir para tener una piscina perfecta? Ante cualquier duda, recuerda que estamos a tu disposición y puedes preguntarnos a través de nuestras vías de contacto.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.